Asociación Zen de América Latina

  Sangha del Maestro Kosen

Volver a la lista de los kusenes    

Dojo de Montpellier, el Domingo 3 de Diciembre de 2006

¿Cómo estabilizarse sobre un trípode, es decir, sobre tres puntos? Nunca en nuestra vida, en otro momento o en otra situación, nunca jamás se experimenta esta sensación. Cuando se está de pie, se está sobre dos puntos, estamos sobre los dos pies, cuando nos sentamos en una silla o en un sillón, estamos sobre las nalgas, aunque los pies tocan tierra, no constituyen un apoyo verdaderamente importante, y aunque estemos sentados en el suelo, como hacen los japoneses, los indios, en general el peso del cuerpo esta repartido de otro modo, más sobre el lado posterior.

En zazen, deben tomar conciencia de estos tres puntos que son las rodillas y las nalgas, las nalgas que están aumentadas ligeramente por el zafu. Y en consecuencia, lo que esto tiene de particular, es que la carga del cuerpo debe distribuirse de manera equilibrada entre estos tres puntos.

Entonces es necesario comprender bien que el equilibrio de un cuerpo humano, es algo que no es estático, es algo que se mueve todo el tiempo. Nos equilibramos con el movimiento, siempre, por la buena razón por ejemplo que ya nuestra cabeza va más rápido, con relación a la atracción terrestre, va a una velocidad superior a nuestros pies. Y pues la propia tierra gira, es decir realmente, allí, esta dando vueltas a una determinada velocidad, y lo que se llama el equilibrio, es un equilibrio todavía creado en el movimiento, dentro de un movimiento.

A menudo, Sensei nos decía: "empujen la tierra con las rodillas", pero allí todavía, no es algo fijo, es para que se comprenda bien el movimiento del zazen, bascular la quinta vértebra lumbar, bascular la pelvis; y la posición justa de zazen requiere que se tome conciencia de la presión del cuerpo sobre las rodillas, por lo tanto se empuja la tierra con las rodillas. Pero realmente, el ideal es que la presión sobre los tres puntos sea la misma. Nunca es el caso, en un momento van a poner un poco más sobre las nalgas, van a aliviar la curva de la espalda, después van a poner más sobre la rodilla izquierda, y en consecuencia eso va a moverse, pero el equilibrio ideal, es los tres puntos con igual presión, por lo tanto pueden tomar conciencia. Y la corrección de la postura va a hacerse a partir de estos tres puntos. Basta que hagan hincapié un poco en la rodilla izquierda, la rodilla derecha, o sobre las nalgas; especialmente en la columna, si se sientan con mayor fuerza sobre las nalgas, si ponen más la presión sobre las nalgas, van un poco a tener tendencia a arquear la columna vertebral. Si acentúan sobre las rodillas, van a arquear aún más. Pues también la altura su de zafu es importante y es mejor tener su zafu personal que se adapta a su morfología. Para los principiantes, un zafu grueso va a facilitar las cosas, pero con un poco más de experiencia, tendrán menos necesidad de tener mucho espesor para practicar.

Volver a la lista de los kusenes