Asociación Zen de América Latina

  Sangha del Maestro Kosen

Volver a la lista de los kusenes    

Dojo de Montpellier, el Domingo 1 de Abril de 2007

Hay que comprender bien que el equilibrio no necesita un esfuerzo, al contrario, el equilibrio mismo es no-esfuerzo. El esfuerzo se traduce por una tensión, lo que necesita el esfuerzo es siempre la compensación de un desequilibrio. Pues hay que vivirlo, este equilibrio vertical. Si en el equilibrio perfecto vertical usted se tensiona, entonces pierde el equilibrio.

Evidentemente, esta noción de equilibrio perfecto es teórica porque en realidad hay un movimiento, un movimiento cósmico perpetuo, y pues este equilibrio debe todo el tiempo ajustarse, pero de hecho este ajuste es tan mínimo que hay muy, muy poca tensión.

Pues ¿qué es lo que genera tensión? Es el desequilibrio para tratar de restablecer un equilibrio, o es el deseo, el deseo de tender hacia algún lado donde no se está, o que no se tiene, pues en nuestro cuerpo, en nuestro comportamiento, esto se traduce siempre por tensiones.

El momento del zazen es un momento especial y privilegiado; durante este momento, durante una hora, no debemos desear algo. Es allí la noción de mushotoku, sin objetivo. No es una ideología absoluta, es durante zazen, es zazen que es mushotoku. Si usted tiene un fin, usted pierde el equilibrio. Pues durante zazen, para experimentar el Samadhi del Buda, hay que ser sin objetivo, y es a partir del equilibrio que se puede lograr su fin con un mínimo de esfuerzo, con un mínimo de complicaciones.

Volver a la lista de los kusenes