Asociación Zen de América Latina

  Sangha del Maestro Kosen

Volver a la lista de los kusenes    

Dojo de Montpellier, el Domingo 18 de Noviembre de 2007

Hay una caligrafía en la pared izquierda de este Dojo, del Maestro Deshimaru, que significa ‘purificar el espíritu’. Cuando estaba en el dojo de París, vi a Senseï caligrafiarla en el dojo, había muchos espectadores. A veces hacía demostraciones de caligrafía. Y él mismo me dijo: "Stéphane, ponga esta caligrafía en la pared izquierda. Quiero que permanezca en el dojo. Significa ‘purificar el espíritu’".
Si le preguntan a la gente en la calle, y aunque le pregunten a gente que practique zen desde hace tiempo: “¿pero qué es el espíritu en realidad?" no creo que muchos puedan decir algo. Van a creer seguramente que significa purificar sus pensamientos a nivel individual. O les citarán dogmáticamente la frase de Eka, que dice que es imposible entender su propio espíritu, "shin fukatoku" y que así se quitan del problema.
Cuando practicamos zazen, nos sentamos, repetimos esta práctica, poco a poco vamos a tener una intuición, una sensación de lo que es el espíritu. ¿Y dónde es que vamos a encontrarlo, en primer lugar? Vamos a encontrarlo en nuestro propio cuerpo. Esto es el método Zen. Como no sabemos dónde buscarlo, vamos a encontrarlo en nuestro propio cuerpo. Y en consecuencia para ello, vamos a concentrarnos en nuestra postura, a concentrar nuestro cuerpo en la postura más bella posible, la más derecha, la más noble, inmóvil. Y en consecuencia, a fuerza de repetir este comportamiento de zazen, vamos a descubrir que este cuerpo mismo, material, en realidad es espiritual. Vamos a descubrir que este cuerpo esta hecho de espíritu, que este cuerpo es espíritu.
Por otra parte los Maestros hablan en los sutras del cuerpo-espíritu en una única palabra: "shin jin". shin jin es el cuerpo en zazen. Cuando se comprende que el cuerpo es espíritu, se comprende que todo objeto es espíritu. En efecto el cuerpo es un objeto. Si se retira la respiración, la vida, el cuerpo se convierte en un montón de huesos, piel, sangre, inanimados. Pues nos damos cuenta de que todos los objetos incluso toda la materia son espíritu. Esto nos da una pista, ya que buscábamos al espíritu. No podemos encontrarlo allí donde es invisible, entonces lo encontramos donde es visible, en todo lo que nos rodea, en todos los fenómenos y sobre todo en nuestro propio cuerpo, en nuestra propia sustancia material.
¿Pero qué quiere decir ‘purificar el espíritu’? Si mi cuerpo es espíritu... por ejemplo si ayuno o si hago dietas, voy a eventualmente purificar mi espíritu. Pero no pienso que sea eso.
Si tuviera que dar una respuesta al Maestro Deshimaru, diría: "Purificar el espíritu, para mi, Maestro Deshimaru, es comprender que somos más que este cuerpo. Yo soy más que este cuerpo." Dogen dijo: “desnudarse del cuerpo-espíritu (en una sola palabra)". Esto significa que yo soy más que este cuerpo. Y es a partir de este ‘más que este cuerpo’, que deberíamos abrir los ojos durante zazen y no dormitar dentro de nuestro capullo ensoñado; eso no tiene nada que ver con el zen. Aunque la somnolencia dentro del capullo sea una de las fases de la metamorfosis de la mariposa.
El kusen durante zazen, la enseñanza durante zazen no tiene por objeto solamente decir algo. Pero, de repente, ya no estamos haciendo zazen completamente solos, estamos conectados por una misma cosa, el kusen; el espíritu de cada uno de los practicantes está conectado por la enseñanza. Es muy importante para la conciencia en el dojo. Finalmente es mejor que el kusen hable de cosas elevadas e interesantes.

Volver a la lista de los kusenes