Asociación Zen de América Latina

  Sangha del Maestro Kosen

Volver a la lista de los kusenes    

Dojo de Montpellier, el Sábado 15 de Marzo de 2003

El secreto del Budismo, el secreto de Buda, el secreto de zazen es Gaku soku: la tensión justa, tensión que distensiona las tensiones. Es mucho más que eso aún. Sería como hacer que el sol brillara de noche. Es la presencia en colaboración de aspectos de nosotros mismos que son totalmente contradictorios. Es por eso que es difícil de traducir.
Tensión justa, es lo que decía el maestro Deshimaru. La primera vez que escuché estas palabras y esta enseñanza, me recuerdo, Sensei decía: "oh! Gaku soku" Hablaba entonces de la tensión de los pulgares, Gaku soku, hay que poner un poco más de presión en los pulgares.
Gaku soku, para mi, ahora, su significación, hoy en día, es dormir, soñar permaneciendo en perfecta alerta, despiertos, conservando la tensión justa. Es eso lo que es difícil. En zazen, si están solo en tensión, solo esforzándose, no tiene nada de espiritual. En ese punto es mejor que se enrolen en el ejército, se entrenen marchando. En vez de cantar el Hannya Shingyo cantarán la Marsellesa, pero es lo mismo. Así que esta postura de general, como decía el maestro Deshimaru, postura de Napoleón en su caballo, postura noble de zazen, no es más que un aspecto, un solo aspecto de zazen.
Hay otra parte de nosotros mismos que debe abandonarse por completo, abandonarse como en la muerte o en el sueño. Esa parte se encuentra más en el cerebro que en el cuerpo. Se sabe bien que el cuerpo y el cerebro son como si uno quisiera separar el cuerpo de un calamar de sus tentáculos. Luego, si es que pueden dormir con vuestro cerebro permaneciendo perfectamente rectos, como un general, entonces vuestro cuerpo se llena de una energía espiritual viva, todo vuestro cuerpo material deviene espiritual, deviene energía, ki, la energía circula libremente y no hay más diferencia entre dolor y placer. Eso es gaku soku.
Entonces, gaku soku, es mantener esta tensión justa. Si tienen dificultades, está autorizado, sobre todo para los occidentales, cerrar los ojos de vez en cuando. La postura, la verdadera postura de zazen se practica con los ojos entrecerrados, es decir, uno tiene una apertura hacia el exterior. Es más difícil para nosotros los occidentales. Uno pasa ya bastante trabajo para dormirse, para calmarse, para dejar de mirar siempre hacia afuera. Esas son nuestras especificidades occidentales, europeas, mirar siempre hacia el objetivo, mirar siempre si nos están mirando, mirar siempre a los demás. Es difícil, en efecto. A veces nos está permitido cerrar un poco los ojos, para llegar justamente a adormecer un poco nuestro cerebro. Los japonéses, no, no deben cerrar los ojos, porque van a dormirse por completo. Es muy importante la cuestión de los ojos, de la mirada. Cómo hay que mirar? A un metro, no se puede, está la pared. Pero entonces hay que mirar hacia un punto, fijar la vista? Es que uno debe bizquear? Es que se puede ver borroso? Es un gran koan. Si les falta tensión en vuestra postura, si esta es demasiado floja, presten atención al contacto de los pulgares, pueden presionar un poco más fuerte en los pulgares.



Volver a la lista de los kusenes