Asociación Zen de América Latina

  Sangha del Maestro Kosen

Volver a la lista de los kusenes    

Dojo de Montpellier, el Miércoles 16 de Abril de 2003

A veces la evolución espiritual debe pasar por el pensamiento, por la comprensión, por la deducción, por las dudas. Todo eso forma también parte de zazen. A veces por el sufrimiento físico, el dolor físico, la incomodidad como en el momento del parto. Lo más no está separado de lo menos. El pensamiento no está separado del cuerpo. El zazen no está separado de la vida ordinaria, la enseñanza de Buda no está separada de la enseñanza del espíritu. La enseñanza de vuestro espíritu se manifiesta. Este espíritu se manifiesta o no se manifiesta y la vida no tiene sentido, el zazen no tiene sentido, el amor no tiene sentido, todo lo que hacen no tiene sentido, vuestros pensamientos no tienen sentido. O bien la enseñanza de Buda se manifiesta y todo tiene entonces un sentido.


No crean que porque es desagradable, no crean que porque hay confusión no es la enseñanza. Al contrario, sin esta dificultad, sin este dolor, ustedes no podrían comprender nada, tomar conciencia, dar a luz. Así que bendigan cada fenómeno, cada momento de vuestra vida por penoso que sea, no pierdan la confianza. A veces se dice que el zazen es el sello de Buda, el timbre que se pone abajo en las cartas para certificar, el cuno. Zazen es solo el sello de vuestra vida pegado en el documento. Vuestra vida está certificada por el Buda.




Volver a la lista de los kusenes