Asociación Zen de América Latina

  Sangha del Maestro Kosen

Volver a la lista de los kusenes    

Dojo de Montpellier, el Domingo 27 de Junio de 2010


Zazen es espíritu, conciencia, intención.



La práctica del Buda, zazen, kin hin, muestra, indica la dirección verdadera de nuestra evolución. Por otra parte cuando se pone el pulgar dentro del puño izquierdo, es un mudra muy fuerte. Podríamos preguntarnos por qué se queda dentro del cuerpo. Comprendemos porqué los bebés hacen este mudra. Son muy pequeñitos, minúsculos. Quieren seguir. Tienden a irse, irse. El cuerpo es a veces doloroso, pesado. Pues pensamos que la espiritualidad, es irse del cuerpo, dejar el cuerpo e ir a las esferas celestes. ¿Acaso la encarnación -y en zazen vivimos nuestra encarnación- es una evolución o un involución? En el caso del zazen evidentemente, es una evolución. Es una encarnación del espíritu y es comprender y vivir la materia, su cuerpo como espíritu. Y la vía indicada, la dirección indicada, es la maestría y la espiritualización total de la materia. Por lo tanto es una evolución, una evolución más grande. Como un árbol, lo vemos crecer, lo vemos empujar. También tiene sus raíces que van buscando agua por debajo de la superficie de la tierra, son su crecimiento. Delante de la materia, maestrizar su avidez, sus temores.



Entonces cuando practicamos zazen espiritualizamos la materia que es nuestro cuerpo. Una parte de nosotros mismos es materia. Espiritual, es el espíritu. El espíritu, es la conciencia, es el pensamiento, es la atención, es la intención. Hay que reforzar su espíritu y tocar; por ejemplo sesshin quiere decir “tocar el espíritu”, yo digo tocar el cuerpo con el espíritu. Tocar el espíritu con el cuerpo. Es lo que decía anteriormente. No son los músculos, no es el esfuerzo violento, no es la avidez, no es el deseo, no es la fuerza muscular. Es más bien la concentración, la atención, la intención, la capacidad enfocar nuestra atención en una sola cosa. En este momento, si les digo concéntrese por ejemplo sobre la posición de las manos. Concentren su atención solamente en las manos. Simplemente esta atención espiritualiza las manos. Tan pronto como ustedes llevan su atención a las manos con su espíritu, entonces sus manos se iluminan y pierden su materialidad, brillan, se hacen su propia conciencia. Esto es el secreto de la materia. La materia como espíritu. 



Muchos no comprenden lo que digo porque son demasiado rígidos, como elefantes, quieren tener todo bajo el control de su voluntad y de su ego. Sufren todo el tiempo, se comparan con los otros. Al ego también hace falta, si tanto es que existe, espiritualizarlo. En ese momento, la materia, habiendo nacido en un cuerpo y en un mundo material, es la última evolución. Es de lo que se trata maestrizar. Es muy, muy fuerte, muy poderosa la materia, tan densa. La gente cree que controlar la materia es volverse rico y dominar a los demás. Multimillonarios hablan del poder de la palabra, emplean la palabra para el poder. La verdad es que no tienen ningún poder sobre la materia, ninguna maestría. Son animales con una tecnología avanzada.



 



Volver a la lista de los kusenes