Asociación Zen de América Latina

  Sangha del Maestro Kosen

Volver a la lista de los kusenes    

Dojo de Montpellier, el Lunes 24 de Marzo de 2003

Lo mental es, durante zazen, cuando uno sueña, cuando uno piensa en el pasado, en el presente, se imagina cosas. No es aquí y ahora.
Si permanecemos en el primer grado, si nos la jugamos en el primer grado, concentrados aquí y ahora en la postura y todo eso. No es la dimensión de Buda. Zazen no es una gimnasia. Entonces, el otro día, hay un amigo, un antiguo discípulo del Maestro Deshimaru que me llama por teléfono.
-Bueno, que hay de nuevo?
El siempre me pregunta que hay de nuevo en mi zazen, en mi práctica.
-Que estás enseñando ahora?
Yo le digo:
-Enseño que hay que bascular el cerebro.
Estamos habituados a escuchar que hay que bascular la pelvis. Bascular el cerebro!
Luego entonces, bascular el cerebro es…, la conciencia cae en un estado semejante al sueño, durante zazen. Pero no sueñas, estás por entero en tu cuerpo, en la sensación, en total intimidad con el cuerpo-espíritu. Por lo tanto este equilibrio del cerebro, es zambullirse en un estado parecido al dormir, al momento de quedarse dormido, cuando uno suelta algo, cuando se pasa de la vigilia al sueño.
Es muy importante saber bascular el cerebro, es decir recrear al instante este estado de espíritu. Cuando uno persigue sus fantasías, no está entonces en este estado. Cuando estás totalmente despierto, en el primer grado, no estás en este estado. Y este estado está muy ligado al cuerpo. Pero uno sueña su cuerpo. Es eso lo que enseño en este momento. Lo que enseño, lo que experimento. No me guardo nada cuando enseño. Lo que experimento, se lo cuento a mis amigos de la vía. Eso es todo.





Volver a la lista de los kusenes