Asociación Zen de América Latina

  Sangha del Maestro Kosen

Volver a la lista de los kusenes    

Dojo de Montpellier, el Domingo 20 de Abril de 2003

En mis enseñanzas de fin de año, del año pasado, insistí mucho en la concentración, en el centrar realmente la conciencia en el ombligo, a nivel del ombligo. Dije que el ombligo era el segúndo cerebro o bien una conciencia diferente mucho más visceral. Por lo tanto la práctica es concentrarse en el ombligo tratando de relajar las tensiones, de sentir los impulsos emociónales que la conciencia, el cuerpo transmiten al ombligo. Tratar de respirar armoniosamente. Tomar conciencia de la conciencia misma del ombligo. Hablé también de la segunda conciencia del cerebro, es decir de la conciencia inconciencia, la conciencia que tenemos al quedar dormidos. Hablé de este modo de bascular el cerebro, de bascular la conciencia en el cual la práctica se vive totalmente por instinto. Es un punto muy importante del Zen. Los dos son importantes, el cerebro y el ombligo; son como el hombre y la mujer.



Volver a la lista de los kusenes