Asociación Zen de América Latina

  Sangha del Maestro Kosen

Documento sin título

Mondo on line

Preguntas de los internautas al Maestro Kosen

Las últimas preguntas
Actualidad, deporte, política
Amor y sexualidad
Bien y Mal
Budismo
Ceremonias
Ciencas
Conceptos
Cuando y donde
Curioso
Despertar
Diálogos con Roland
Dinero
Dios y las religiones
Emociones
Enseñanza
Illusiones
Karma
Kesa
Kosen
Mondos individuales
Muerte
Otras disciplinas
Otras sanghas
Pensamientos
Postura
Práctica
Psicología
Relación Maestro-discípulo
Salud
Sufrimiento
Transmisión
Vida cotidiana
Vida de los Maestros
Web
Yo y los demas
Zazen
Zen

<< 8

Pensamientos

10 >>

Había pensado en encerrar las cosas que me ponían triste.


Pregunta
Simplemente le escribo nuevamente para compartir mi experiencia y para consolidarme para la próxima vez. La próxima vez, es tarde.

Esto pasó ayer de hecho, todo pasó en la semana por otra parte. Me sentía solo últimamente, muy solo, y sobre todo pensaba que era por casos puntuales, esto y aquellos, no en todo caso. Y luego, le escribía a una amiga, y a medida que escribía, me di cuenta que: uno, estába lejos de estar solo, y que, dos, el problema no era que estaba solo, era que no me quería. Había pensado en encerrar las cosas que me ponían tristes, y sobre todo cosas sin realidad, cosas falsas. Así como hace ya mucho tiempo que estoy en la vía de la espiritualidad, finalmente comprendí este día que hacía falta que desconfiara de mi mental, por más que fuera la cosa más grande y que además concedía allí todo mi crédito. Aquello en lo que pensaba, lo pensaba verdaderamente.

Entonces, ni uno, ni dos, decidí a desecharme de los malos pensamientos y cultivar los buenos. La historia no termina aquí. Continúa ayer por la noche, había hecho un poco de meditación sentada en medio-loto, respetando lo que usted aconseja, luego bailé y silbé, y luego finalmente discutí con mi madre. Al final, en el momento de acostarme, estaba un poco triste y no sabía que hacer. La preguna que me hacía era "¿acaso debo pasar mi tiempo meditando, inscribiéndome en un dojo zen y cultivando amistades? ¿ O acaso todo esto finalmente es una pérdida de tiempo y esto no me llevará a ninguna parte?"

Y entonces allí, acostado, sentía mi cuerpo, sobre todo mis piernas, y luego de golpe subió a una gran velocidad hacia mi cabeza, como un sentimiento inmenso de bienestar y de conciencia de otra cosa en mí y mi primer pensamiento por esto fue " Gracias, Dios ". Era conciente que esto que vivía era forzamiento esto, el despertar.

Y luego tuve miedo. Tuve miedo de que esto iba a cambiarme. Tuve miedo de lo desconocido, de lo que iba a llegar luego y a pesar del hecho que verdaderamente intenté quedar inmóvil en este sentimiento de conciencia, me dejó muy rápidamente para dejar sólo uno más pequeño, o más bien uno más grande, no sé. Me desperté en plena noche, esto empezó de nuevo a menor escala y esta vez controlé conscientemente, dije " esto esperará ".

Me vino el segundo pensamiento durante la primera vez, era que de hecho, no me hacía un superhombre, simplemente accedía a una conciencia extendida, (¿completa?) de mi realidad, a algo que vive en mí sin que jamás me haya dado cuenta de eso.

Hoy, me sentía verdaderamente bien, estaba relajado, estaba feliz, satisfecho de ser y naturalmente mostraba una cara que me gustaba con mis colegas, quería a la gente y era impaciente de revivir esto, de vivirlo hasta el fin esta vez. Hoy reflexioné sobre dos, tres cosas, y me dije que de hecho, aunque se esté despierto, todavía estábamos en la puerta de otra cosa, que se tiene siempre que progresar en su naturaleza de hombre, y que aunque llegue, permaneceré en este ser un poco temeroso y muy emotivo.

Pero nada que esta experiencia me mostrara que con un poco de esfuerzo, podía ser feliz, y descansado, y que era capaz de ser gentil profundamente.

Entonces esta tarde, voy a empezar de nuevo, como de manera espontánea, verdaderamente no tengo método, espero solamente que logre de nuevo desprenderme, y esta vez, que no huiré delante de lo desconocido. Espero estar bastante sereno para aceptar el cambio.

Y le planteo una pregunta... ¿ Lo que describo, aquí, lo vivimos luego sin interrupción? ¿ Y acaso mis pequeñas reflexiones del día nuestra naturaleza de hombre verdaderamente tienen sentido?

Muy amistosamente, agradeciéndole de tomarse tiempo para los internautas, y preparándome para dar el gran salto esta noche, esperaré su respuesta pacientemente.

Repuesta
En efecto, todos estamos presos de la duda y el desaliento y tenemos totalmente un libre albedrío que nos permite controlar nuestro mental y crear una realidad positiva de nosotros llena de alegría pura. Cada uno puede crear su despertar cada día por sus pensamientos y por sus actos.
Volver a la lista de las preguntas