Asociación Zen de América Latina

  Sangha del Maestro Kosen

Documento sin título

Mondo on line

Preguntas de los internautas al Maestro Kosen

Las últimas preguntas
Actualidad, deporte, política
Amor y sexualidad
Bien y Mal
Budismo
Ceremonias
Ciencas
Conceptos
Cuando y donde
Curioso
Despertar
Diálogos con Roland
Dinero
Dios y las religiones
Emociones
Enseñanza
Illusiones
Karma
Kesa
Kosen
Mondos individuales
Muerte
Otras disciplinas
Otras sanghas
Pensamientos
Postura
Práctica
Psicología
Relación Maestro-discípulo
Salud
Sufrimiento
Transmisión
Vida cotidiana
Vida de los Maestros
Web
Yo y los demas
Zazen
Zen

<< 4

Karma

6 >>

Me hablan de karma, de hechizo...


Pregunta
Todo comenzó en julio, cuando se derramó jugo de zanahoria en mi maleta y en el tren que tomaba. Una amiga musulmana me dijo que las grandes desgracias eran a veces precedidas por signos como éste.

Luego mi ordenador portatil se rompió (lo que representa mucho para mí: comunicación con familia y amigos, anuario, música, búsqueda de empleo).

Fui apuñalada, algunos días más tarde, por un amigo, que acabará sus días a la sombra.

En el hospital, me entero que me robaron mi tarjeta de crédito, el portapapeles (que la contenía) no tenía más cerrojo desde hacía algún tiempo. En ese mismo hospital contraje sarna, de la que no conseguí desembarazarme todavía (2 meses 1/2 de sarna por el momento).

Esta mañana, muy enferma. Justo una gastroenteritis, pero que me hace sufrir muchísimo.

Me hablan de karma, de hechizo... Soy una persona que ayuda o todos los que encuentro en necesidad tan pronto como puedo (es lo que me aporta felicidad).

Mi amiga musulmana, ella, me dice que siendo bella, posiblemente atraje el hechizo hacia mí, sin hacerlo a propósito, porque el alma humana, en su religión, es más peligrosa que el Diablo.

No conozco gran cosa de las religiones. Las valoro siempre, a pesar de todo esto, a pesar de los sufrimientos engendrados por estas desgracias. Aprendí a relativizar, y tengo en mí la fortaleza. Solamente, si pudiese evitarlas, a estas desgracias. No tengo miedo, espero lo próximo que va a aparecer, no sé cuando, ni cómo. Estoy hastiada a la fuerza.

Pero ¿hace falta sal? ¿La Mano de Fatma? ¿Dinero? Todos se contradicen, y yo, bueno... no tengo ni idea. Continúo siendo una persona "gentil", otros no están allí para nada. Pensé en mi apartamento, en Feng Shui... Entonces, en lugar de esto, yo lucho, lucho contra las desgracias ya derribadas, contra las que vienen y son desconocidos (¿tanto mejor?).

Gracias por haber leído este mensaje muy largo, no tengo ganas de bajar los brazos, más bien me gustaría ayuda.

Buenas tardes.
Repuesta
Tu mensaje es largo, pero en absoluto no fastidioso. Escribes bien y me complací en leerte y me divertí tambien. Puede ser que la escritura sea una de tus vocaciones, contar tus desgracias haciendo sonreír a otros es un gran talento sobre todo si no se lo hace del todo intencionalmente.

Además, todos pasamos por estos períodos negros cuando todo se derrumba alrededor nuestro, donde de hecho, se tiene ganas de que todo se derrumbe.
La mentira, los compromisos, la falta de amor verdadero, la esclavitud, el estrés, el miedo, la incertidumbre. Tenemos ganas de sentarnos allí; allí dónde se está ahora, aunque sea en la calle y llorar diciendo, con lágrimas en la boca, mi corazón no está hecho para sufrir y para pelearse sin cesar, sino está hecho para gustar y agradecer por la vida maravillosa que se nos da.

Tenemos ganas que todo se derrumbe y que la humanidad verdadera, la fraternidad, la sencillez, la tolerancia reaparezcan por fin en nuestras calles y en nuestro día a día, pero como no se sabe como hacer para cambiar este mundo por ser muy grande y muy complejo, destruimos lo que mantiene nuestra propia vida en su lugar por la facultad de nuestro propio poder y si se consigue superar las pruebas que nosotros mismos nos infligimos, salimos de ello más grandes, más sabios y más fuertes.

Hace falta que realices la potencia de tu propio poder espiritual, que es capaz de hacer tanto daño en tu vida, pero a mi juicio es un método que hay que usar con comedimientos. Quiero que comprendas que con ese mismo poder, es posible crear tu vida de manera ideal. Aunque para construir tu futuro hay que también deshacer o transformar ciertas cosas del pasado. Se transformarán de manera armoniosa si sabes cómo hacerlo.
En primer lugar mobiliza tu amor en tu corazón respirando despacio (es una de las funciones del órgano corazón, emanar amor). Cuando el amor está allí y cuando lo sientas en tu corazón, entonces di en voz alta muy lentamente, palabra por palabra, tu deseo profundo haciendo visible cada palabra escrita delante de tus ojos cerrados, mira bien estas palabras si es posible, mantenlas delante de tus ojos para que el dios que eres tenga el suficiente tiempo de verlas, y también manten tu amor en tu corazón. Luego, sopla despacio tu amor sobre estas palabras que ves para que despeguen a lo lejos hacia tu futuro. Y he aquí, tu destino va a cambiar.
Con todo mi amor y mi admiración a lo que eres.
Volver a la lista de las preguntas