Asociación Zen de América Latina

  Sangha del Maestro Kosen

Documento sin título

Mondo on line

Preguntas de los internautas al Maestro Kosen

Las últimas preguntas
Actualidad, deporte, política
Amor y sexualidad
Bien y Mal
Budismo
Ceremonias
Ciencas
Conceptos
Cuando y donde
Curioso
Despertar
Diálogos con Roland
Dinero
Dios y las religiones
Emociones
Enseñanza
Illusiones
Karma
Kesa
Kosen
Mondos individuales
Muerte
Otras disciplinas
Otras sanghas
Pensamientos
Postura
Práctica
Psicología
Relación Maestro-discípulo
Salud
Sufrimiento
Transmisión
Vida cotidiana
Vida de los Maestros
Web
Yo y los demas
Zazen
Zen

<< 39

Emociones

41 >>

¿Cómo administrar mis angustias?


Pregunta
Desde hace 2 años y por el mismo período de tiempo durante 3 o 4 meses, tengo angustias que impiden que viva muchas cosas. Eso evoluciona durante estos períodos pero tengo miedo de salir de compartir momentos con amigos, y con todo soy muy porfiada, pero anticipo demasiado los momentos o si debo encontrarme, estoy muy cansada mientras hago deportes y no dramatizo lo que me llega. Estoy enojada conmigo ya que tengo 24 años y nunca he experimentado estres durante mis 22 primeros años.

En la actualidad, soy prisionera de mis angustias y aunque hago un trabajo sobre mi misma permanente, no sé cómo superlos. Pienso que es de a un shock emocional importante en 2000 a esta fecha (principios de julio), es decir el divorcio de mis padres, yo tenía 19 años, y con todo desde acepté muchas cosas, frente a mi padre. Además mi madre tiene que rehacer su vida y es mucho más feliz hoy que antes, esto a pesar de una fuerte depresión durante un año. He desencadenado estas angustias 3 años más tarde; y mi madre que tuvo esta clase de angustias por una decena de años, dejó de tenerlos un año o dos solamente antes de que yo los expresara.

Gracias por escucharme y su posible ayuda.
Repuesta
Las angustias forman parte integrante de la evolución, no es necesario verlas solamente como algo negativo o patológico. Asimilelo más bien a un síntoma de evolución.
Lo desconocido nos da miedo y preferimos a menudo seguir machacándonos en un descontento y un sufrimiento latente más que correr el riesgo de romper esa estabilidad que enmohece.
Volver a la lista de las preguntas