Asociación Zen de América Latina

  Sangha del Maestro Kosen

Documento sin título

Mondo on line

Preguntas de los internautas al Maestro Kosen

Las últimas preguntas
Actualidad, deporte, política
Amor y sexualidad
Bien y Mal
Budismo
Ceremonias
Ciencas
Conceptos
Cuando y donde
Curioso
Despertar
Diálogos con Roland
Dinero
Dios y las religiones
Emociones
Enseñanza
Illusiones
Karma
Kesa
Kosen
Mondos individuales
Muerte
Otras disciplinas
Otras sanghas
Pensamientos
Postura
Práctica
Psicología
Relación Maestro-discípulo
Salud
Sufrimiento
Transmisión
Vida cotidiana
Vida de los Maestros
Web
Yo y los demas
Zazen
Zen

<< 29

Psicología

31 >>

Mi pregunta tiene que ver con el uso de drogas alucinógenas por parte de los chamanes.


Pregunta
Hola y gracias por esta oportunidad.
Me llamo John Paul Gramiere y soy estudiante en antropología. Mis intereses principales son la etnobotánica, el chamanismo, la etnomusicología y los estados alterados de conciencia. Mi pregunta tiene que ver con el uso de drogas alucinógenas por parte de los chamanes. Después de haber investigado sobre los viajes chamánicos, encontré muchas similitudes con lo que se experimenta en la profunda meditación zen. La experiencia principal que ambas disciplinas parecen compartir son una profunda conciencia de la existencia espiritual y la fuerte idea según la cual el mundo físico no es una "verdadera" realidad.
¿Cree usted que estas presunciones son válidas? En caso afirmativo, cree que el hecho de utilizar alucinógenos sea un camino válido hacia el despertar espiritual? Pareciese que otras culturas llegaron a un desapego del mundo físico gracias a los alucinógenos, como muchos grupos de indios de América del sur, americanos indígenas del sudoeste, culturas de Siberia o de Africa. Aunque estas culturas sean radicalmente diferentes, todas parecen tener, como el Zen, una visión similar de nuestra naturaleza espiritual.

Repuesta
Lo que la gente que no conoce zazen no sabe, es que zazen no es comparable con nada, por la buena y simple razón que el zazen contiene todas las cosas y no puede decirse que sea un estado particular.
Está en el centro de todos los fenómenos, tanto por su forma como por su inmovilidad.
Por esta razón, no es alucinógeno ni no alucinógeno. Si usted toma una droga, por poderosa que sea, y tiene la energía física de tomar la postura y abandonar así el cuerpo y el espíritu, los efectos de la droga serán superados y automáticamente volverá usted a la condición original de los budas. De la droga sólo le van a quedar los efectos químicos, pero las reacciones que provoca en su conciencia desaparecerán después de cierto tiempo. Las drogas alucinógenas nos vuelven conscientes sobre el hecho de que lo que llamamos realidad es algo relativo, por lo tanto pueden abrir una puerta importante, aunque peligrosa. Pero no pueden llevarnos a la fuente de todas las cosas si no tenemos la experiencia de zazen. No hay otro medio de descubrir esta conciencia esencial que no sea tomando con su cuerpo la postura de los budas.

Volver a la lista de las preguntas