Asociación Zen de América Latina

  Sangha del Maestro Kosen

Documento sin título

Mondo on line

Preguntas de los internautas al Maestro Kosen

Las últimas preguntas
Actualidad, deporte, política
Amor y sexualidad
Bien y Mal
Budismo
Ceremonias
Ciencas
Conceptos
Cuando y donde
Curioso
Despertar
Diálogos con Roland
Dinero
Dios y las religiones
Emociones
Enseñanza
Illusiones
Karma
Kesa
Kosen
Mondos individuales
Muerte
Otras disciplinas
Otras sanghas
Pensamientos
Postura
Práctica
Psicología
Relación Maestro-discípulo
Salud
Sufrimiento
Transmisión
Vida cotidiana
Vida de los Maestros
Web
Yo y los demas
Zazen
Zen

<< 19

Emociones

21 >>

Hasta yo sufro sin saber por qué.


Pregunta
Usted dijo en un video creo que el destino de la humanidad es el destino del bodhisattva, ¿qué es el bodhisattva, cómo reconocerlo? ¿Que quiere decir esta frase? ¿De dónde viene la vida? Cómo el alma puede elegir experimentar, ya no sé más, hay cumbres, partes bajas, cuando todo está bien le decimos a los otros de no pelearse, cuanto todo anda mal entonces ya no sabemos más. Es fácil decir la vida es bella, esto y aquello, o.k., de acuerdo, pero a veces tenemos la impresión que la tierra no nos quiere, que todo está en contra nuestro, que se procura hacernos fracasar, que hay que seguir la vía, esto y aquello, o.k. ¿Existe un camino de vida mejor que otro? No sé más lo que debo hacer o cuál es verdaderamente el camino, hay también una cuestión de causalidad, de causa y efecto, no podemos decir: he aquí, yo elijo este camino, en parte sí pero ni siquiera.

No sé si hay una respuesta a toda esta confusión pero tenía muchas ganas de liberarme de compartir mis angustias, no es cool me dirá usted y esta en mi seguramente encontrar la respuesta. Luego ciertos indicadores que prevén cosas y que parecen suceder exactamente así, ¡No quiero un camino trazado por las cartas! No comprendo nada voy a reventar a la fuerza, usted dice también que se deben pasar por múltiples dimensiones, que hay varios infiernos todo esto, no sé más, ¡Existe verdaderamente una justicia de dios! ¡No sé más! Tengo la impresión de estar arrinconando en un mundo donde no hay ninguna salida, ningún fin, ninguna alegría donde todo acaba en tristeza. Por cierto, tengo también mis buenos momentos pero mirando de cerca no sé, a menudo tenemos conflictos nos damos cuenta que perdemos gente, a veces que nos enfadamos y perdemos seres queridos, aunque se los reencuentra en el más allá, o que debemos empezar de nuevo una vida, voy a acabar averiado yo no comprendo nada y esta vida me irrita, lo digo muy francamente, no comprendo nada y no soy el que sufre más, excepto que no comprenda nada y excepto que no comprenda nada y que hasta yo sufro sin saber por qué.
Repuesta
Debes reencontrar tu refugio, tu invulnerabilidad, tu paz, tu felicidad, tu libertad y todo, todo, todo lo que buscas, dios sabe dónde y dios sabe cómo.
Digo bien encontrar y no buscar, porque tú en realidad jamás lo has perdido ya que se trata precisamente de ti.
Pero si crees que tú es tus emociones, que te cuentan la historia lamentable de tu vida lloriqueando, te equivocas; las emociones tienen por supuesto su utilidad, pero no ésa. Si crees que tú es tus pensamientos y que encontrarás una respuesta coherente por el pensamiento, todavía te equivocas, pensar tiene su utilidad, pero no ésa.
Tú es solamente y simplemente el observador silencioso que está detrás de tus ojos, es allí dónde esta tu refugio, es allí dónde esta tu felicidad.
Tú mismo eres tu ángel de la guarda y a partir de él, a partir de ti, vas a quererte y hacerte inmediatamente feliz, y el mundo puede derrumbarse completamente, que no tienes estrictamente nada que temer.
Prueba experimentar lo que te digo y volver de nuevo a tu observador.
Es mi regalo de Navidad.
Volver a la lista de las preguntas