Asociación Zen de América Latina

  Sangha del Maestro Kosen

Documento sin título

Mondo on line

Preguntas de los internautas al Maestro Kosen

Las últimas preguntas
Actualidad, deporte, política
Amor y sexualidad
Bien y Mal
Budismo
Ceremonias
Ciencas
Conceptos
Cuando y donde
Curioso
Despertar
Diálogos con Roland
Dinero
Dios y las religiones
Emociones
Enseñanza
Illusiones
Karma
Kesa
Kosen
Mondos individuales
Muerte
Otras disciplinas
Otras sanghas
Pensamientos
Postura
Práctica
Psicología
Relación Maestro-discípulo
Salud
Sufrimiento
Transmisión
Vida cotidiana
Vida de los Maestros
Web
Yo y los demas
Zazen
Zen

<< 12

Salud

14 >>

Adicción al tabaco.


Pregunta
Hace ya más de diez años que practico. ¿Cómo hacer cuando un deseo fuerte llega (en mi caso, el deseo de fumarme un cigarrillo) para no ceder a esto? Me concentro sobre la respiración, dejo pasar, observo lo que pasa, observa quién tiene este deseo, trato de no moverme... Esto funciona la mayoría de las veces pero a veces el deseo es muy fuerte y vuelvo a caer... Es un combate que dura, que está demasiado presente (como obsesivo por momentos) y no encuentro la raíz que hay que cortar para que esta tentación desaparezca. Gracias por escuchar, Que siga feliz.
Repuesta
Cambie de idea, observe este deseo tan fuerte pero que desaparece tan rápidamente cuando se lo deja pasar, espire esta dependencia y esta polución, inspire amor y vida y diga gracias, ame y agradezca por poder respirar libremente, persevere, en ningún caso fumar una pitada. Tomar consciencia y no olvidar la cloaca de tabaco que le motivó a comprometerse a usted en esta lucha, ceniceros llenos, toda esa ceniza, esta dependencia, no la olvide. Ser paciente, concentrarse sobre lo que haya hecho bien y no sobre las faltas. Emprender cosas que no hacía antes porque fumaba. Correr, practicar la apnea, pranayama, descubrir las capacidades increíbles de la respiración humana que fue mantenida hasta entonces en esclavitud por el tabaco. Saber que el origen de la adicción social al tabaco, que se transmite de padre a hijo desde hace tiempo, viene de la guerra, concretamente la del 14 / 18, del mismo modo que los soldados americanos volvieron de Vietnam y de Iraq dependientes de las anfetaminas, la heroína y otros mambos. Se les dio a los militares para sostener esa crueldad, para sostener que debían ir a la muerte, tabaco y vino tinto. Y más tarde los civiles, queriendo en cierto modo compartir ese erotismo, tomaron la costumbre nefasta de prevalecer contra el horror tragando su angustia en forma de humo, así se estableció esta moda del tabaco. Fomentado por el estado que incluso fabricaba él mismo este producto y sacaba un provecho considerable, se intoxicó a poblaciones enteras tanto en el trabajo como en el ejército donde se ofrecía el tabaco de manera gratuita como un rito iniciático de aceptación en el mundo adulto. Hasta el día que se descubrió que el tabaco costaba dinero antes que producir para el estado y los seguros comenzaron a perseguir a los fumadores y se decidió eliminarlos.
Volver a la lista de las preguntas