Asociación Zen de América Latina

  Sangha del Maestro Kosen

Documento sin título

Mondo on line

Preguntas de los internautas al Maestro Kosen

Las últimas preguntas
Actualidad, deporte, política
Amor y sexualidad
Bien y Mal
Budismo
Ceremonias
Ciencas
Conceptos
Cuando y donde
Curioso
Despertar
Diálogos con Roland
Dinero
Dios y las religiones
Emociones
Enseñanza
Illusiones
Karma
Kesa
Kosen
Mondos individuales
Muerte
Otras disciplinas
Otras sanghas
Pensamientos
Postura
Práctica
Psicología
Relación Maestro-discípulo
Salud
Sufrimiento
Transmisión
Vida cotidiana
Vida de los Maestros
Web
Yo y los demas
Zazen
Zen

<< 3

Salud

5 >>

Angustia.


Pregunta
Tengo 48 años, soy hijo de padres que se divorciaron siendo yo un niño de pecho, fue mi madre quien me cuidó pues en 1964! Por problemas de salud, fui a las colonias "aérium" - cerca del mar- desde pequeño, a los 4, 5 y 6 años; por 6 meses, 6 meses y 4 meses respectivamente. Mi madre me "visitaba" una vez por mes, incluso menos. Más tarde, también me enviaron casi cada verano a una colonia sanitaria entre 1 y 2 meses cada vez, de mar o de montaña. Era en parte por mi salud, pero también por el hecho de que mi madre "se liberaba" de mí al mismo tiempo, me tuvo a los 42 años y soy su 6to hijo. Mi madre, de condición modesta, siempre estuvo terriblemente angustiada, jamás pudo recuperarse ni rehacer su vida con otro hombre, salvo por una decena de años y episódicamente con un hombre, que dicho sea de paso, ¡me manoseó numerosas veces cuando yo tenía 14 años! Se lo dije sólo muchos años más tarde a mi madre... Toda mi vida no tuve confianza en mí, esto me marcó en mis estudios, y mis relaciones con otros... Tuve de todo de pequeño, esta sensación terrorífica de abandono, pasé toda mi vida sin padre y toda mi juventud con una madre muy angustiada! ¡Es como si hubiera sido puesto demasiado brutalmente y de muy joven frente a mi soledad y por ahí sin duda también frente a la noción de muerte! Siempre fui terriblemente inquieto, hice bastantes terapias que me ayudaron a "valorar", y últimamente "masaje sensitivo" (Método Camili), que supo ir más allá de las palabras, y me dio un poco de seguridad de base. ¡Espero llegar un día antes de morir a ser más sereno! ¡Tengo la sensación de que no somos nada, que el tiempo pasa y que ya morimos! ¡No procuro ser pesimista diciendo esto, es lo que siento! Sin embargo, ahora estoy todavía aquí, ¿y qué hacer? ¡Siento una profundidad muy grande en el zen, que me interpela, es uno de mis hermanos quien practica quién ya me hizo descubrirlo hace bastante tiempo, leí algunos obras, y comencé a practicar, pero muy poco todavía! Practico en una silla, porque tengo problemas de escoliosis y de hernia discal, y nada de flexibilidad. Una "devolución" de su parte me haría feliz. Verdaderamente no tengo cuestionamiento para hacerle, quizás posiblemente uno: es el concepto de volverse "uno" con todo lo que nos rodea y con el "cosmos", me siento por el momento muy lejos, aunque concibo que fui "muy" interdependiente". ¡Me siento más bien solo, en mi cuerpo, y frente al impermanencia de todo, y esto me impresiona muchísimo! ¿Qué me aconsejaría usted? Gracias.
Repuesta
Practique za zen, le dará fuerzas.
Volver a la lista de las preguntas