Asociación Zen de América Latina

  Sangha del Maestro Kosen

Documento sin título

Mondo on line

Preguntas de los internautas al Maestro Kosen

Las últimas preguntas
Actualidad, deporte, política
Amor y sexualidad
Bien y Mal
Budismo
Ceremonias
Ciencas
Conceptos
Cuando y donde
Curioso
Despertar
Diálogos con Roland
Dinero
Dios y las religiones
Emociones
Enseñanza
Illusiones
Karma
Kesa
Kosen
Mondos individuales
Muerte
Otras disciplinas
Otras sanghas
Pensamientos
Postura
Práctica
Psicología
Relación Maestro-discípulo
Salud
Sufrimiento
Transmisión
Vida cotidiana
Vida de los Maestros
Web
Yo y los demas
Zazen
Zen

<< 9

Despertar

11 >>

El progreso de la humanidad.


Pregunta
Me pregunto por el progreso de la humanidad en general y la de el hombre en particular porque tengo la impresión de que funcionan un poco parecido. Por ejemplo con Jesús el progreso humano dio un salto hacia adelante sin embargo ha sido crucificado para esto, también pienso en Martín Luther King, todo esto pasa como si después de haberse abierto paso, todas las fuerzas reaccionarias se pongan en movimiento para borrar con goma lo que ha sido hecho bien y afortunadamente no es posible pero hay a pesar de todo un daño. Este mecanismo también lo observé en mi casa y me pregunto cómo progresar serenamente y cómo hacen los maestros para administrar esto con sus numerosos discípulos. Gracias Saludos.
Repuesta
Cuando era joven -no es que no lo soy-, pero más joven, a los 25 años más o menos, soñaba con viajar, descubrir lugares sobre la tierra totalmente sorprendentes y sobre todo con soltar los límites de este mundo que sentía me encerraban, en límites que quería sobrepasar. Mi maestro me había dicho: Stéphane, usted se va, usted viaja pero finalmente usted vuelve siempre a su punto de partida. Es decir calzaba mejor de aceptar sus límites y de trabajar el día a día tienendo la posibilidad de tener un maestro para enseñarle, esperando que el día que se vaya para no volver atrás, usted ya estubiera listo. Cristo y Martín Luther, estaban listos, y no volvieron. Y los que les rodeaban aunque volvieron a sus puntos de partida, comprendieron que ya era hora de preparar su salida definitiva.
Volver a la lista de las preguntas